La enfermedad del coronavirus 2019, abreviada como COVID-19, es una pandemia mundial emergente causada por el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 (SARS-CoV-2).

A medida que el número de personas infectadas con COVID-19 sigue aumentando a nivel mundial y los sistemas de salud se vuelven cada vez más estresados, está claro que el laboratorio clínico desempeñará un papel esencial en esta crisis, contribuyendo a la detección, diagnóstico, seguimiento/tratamiento de los pacientes, así como a la recuperación/vigilancia epidemiológica.

Pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT)

La reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa en tiempo real (arte-PCR) es el estándar de referencia (Gold standard) actual para diagnosticar casos sospechosos de COVID-19. rRT-PCR es una prueba de amplificación de ácido nucleico (NAAT) que detecta secuencias únicas del virus que causa COVID-19 (SARS-CoV-2) en muestras de vías respiratorias.

Los genes virales N, E, S y RdRP son los actualmente testeados según el documento de la OMS sobre pruebas de laboratorio para la enfermedad coronavirus en casos humanos sospechosos (COVID-19) (WHO, Laboratory testing for coronavirus disease (COVID-19) in suspected human cases:https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technicalguidance/laboratory-guidance).

Fuente: https://www.ifcc.org/ifcc-news/2020-03-26-ifcc-information-guide-on-covid-19/

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *